Problemas al dormir después de una operación

Tener problemas al dormir después de una operación, es algo frecuente y, cuya intensidad, además, se relaciona con el tipo de intervención quirúrgica. Después de haber tenido una operación o una cirugía, es complicado retomar adecuadamente el sueño, por lo que cuesta dormir. De tal forma que, estas alteraciones en nuestro sueño podrían afectar la fase de recuperación posterior a la cirugía.

El descanso es primordial para mantener la salud física y mental, y de igual forma es importante para recuperarse satisfactoriamente luego de una cirugía. Por lo tanto, es importante mantener nuestra higiene del sueño de forma adecuada y acompañarla de una rutina que permita mejorar el estado de ánimo. De igual forma, mantener nuestra rutina de sueño adecuada, ayudará a mantenernos saludables. Sin embargo, existen situaciones que producen alteraciones en la calidad del sueño. De tal modo que, una de estas son las cirugías, las cuales producen molestias en el periodo postoperatorio. Y estas molestias a su vez, afectan la calidad de vida, y llegan a afectar de igual forma la calidad de nuestro sueño. 

Factores que generan problemas al dormir después de una operación

Existen factores que pueden afectar el sueño después de una cirugía, cómo son la edad y la anestesia. Asimismo, el grado de trauma quirúrgico sufrido en la operación también genera alteración del sueño. Además del estrés previo a la cirugía y los dolores que se producen luego de esta. De tal forma que, todos estos factores se reúnen y alteran el sueño. 

Efectos de los problemas al dormir después de una operación

De acuerdo a estudios médicos, aquellas personas que han tenido una operación pueden llegar a desarrollar alteraciones en el sueño. De tal forma que, pueden llegar a presentar insomnio severo, sueño fragmentado, o fase REM disminuida. Asimismo, puede producir el aumento de los niveles de despertares y microdespertares. Al dormir pocas horas se produce mala calidad en el sueño, además, aumentan las pesadillas. 

Al producirse alteraciones del sueño luego de una operación, se desencadenan una serie de problemas como son: 

Aumento de la sensibilidad

Lo que intensifica el dolor en la fase postoperatoria.

Complicaciones en la recuperación 

Se produce retraso y alteraciones en la recuperación posterior a la cirugía, ya que, la falta de sueño afecta nuestro sistema inmune. De igual forma, puede generar problemas de tipo cardiovascular y de la presión arterial. 

Altera negativamente nuestro estado de ánimo

Lo que se traduce en alteraciones de nuestro humor y en algunos casos se puede producir depresión.

Recomendaciones para obtener el mejor descanso después de una operación 

En muchos casos, cuando hay una intervención quirúrgica, muchos se preguntan como dormir durante la recuperación de esta. Esto se debe a que se sabe que la cirugía va a generar dolor, lo que altera el sueño. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones que pueden ayudar a recuperar el ritmo del sueño en la fase posterior a la operación.

Es importante tener en cuenta que, si no ha habido recomendaciones específicas de parte del cirujano o del médico de cabecera, se pueden seguir las siguientes recomendaciones:

Dormir boca arriba 

Dormir boca arriba es recomendable para evitar molestias. Asimismo, es la más adecuada, ya que, de esta forma, la columna se mantiene igual que cuando te encuentras de pie. Por lo tanto, esta posición evita problemas en la posición, al dormir, logrando que mejore la calidad del sueño. De igual forma, al dormir boca arriba, se puede subir la cabecera de la cama, lo cual mejora el sueño en muchos casos.

Utilizar una cama articulada

Para obtener un buen descanso luego de una cirugía, es aconsejable obtener un equipo que ayude al descanso. De tal modo que, este sea adecuado para el tipo de problema por el que se está pasando. 

Aunque hay consciencia que es una situación temporal el no poder dormir luego de una operación, debes buscar una solución para conciliar el sueño después de esta. Ya que, es de vital importancia dormir, para obtener una buena recuperación. 

Por lo tanto, es importante tratar de obtener una cama articulada, la cual ayuda a obtener la mejor postura para dormir. Asimismo, este tipo de camas articuladas, facilitan los movimientos y actividades recreativas que ayudan a distraerse durante el postoperatorio, como es la lectura. Además, ayuda a posicionarse mejor para levantarse de ella. 

Las camas articuladas permiten mejorar la postura de la persona, permitiendo el descanso durante mayor tiempo 

¿Qué es una cama articulada? 

Una cama articulada es aquella que permite ser cambiada en diferentes posiciones, gracias a que dispone de movimientos para ello. De tal modo que, es una cama que permite el descanso y mejora las posturas. Asimismo, sus colchones deben ser confeccionados en material flexible, que permitan que se adapte a los pliegues o dobleces que se hacen en la cama. 

Existen dos tipos de camas articuladas, las cuales son:

Cama articulada Eléctrica

La cual está compuesta por un motor eléctrico, que permite varias posiciones  

La cama articulada geriátrica 

La cual es muy utilizada en hospitales, ya que, es más completa y que permite ofrecer mejores cuidados

Una almohada cervical 

Estas almohadas son especiales para colocar alrededor del cuello y van a ayudar a obtener la mejor posición para este, dándole más seguridad al cuello. 

Reducción de nivel de estrés en la habitación 

Es importante dormir después de una operación en una habitación en la cual se haya reducido el nivel de estrés que existe en el ambiente. De tal modo que, para lograr esto se debe disminuir la contaminación proveniente de las fuentes de luz y, además, alejar los equipos electrónicos.

Asimismo, es importante mantener una temperatura agradable, que puede estar alrededor de los 22 grados centígrados. De igual forma se debe disminuir el ruido en la habitación. Por lo tanto, usar tapones para los oídos y el antifaz para ojos, ayudarán a reducir el ruido y la luz, proporcionando un mejor descanso.

Es importante mantener la calidad del sueño después de una operación, ya que, esto agrega beneficios a la salud y recuperación. Mantener un buen sueño en la fase de recuperación de una cirugía, mejorará nuestra salud intelectual, nuestro estado de ánimo, y evitará la depresión. Asimismo, estimulará la producción de hormonas y favorecerá la salud cardiovascular, la respiración y la presión arterial.

Please follow and like us:

Deja un comentario