Kung Fu y sus beneficios para la salud

Practicar artes marciales siempre es beneficioso para la salud mental y física, toda actividad física y deporte es saludable, pero sin duda las artes marciales tienen algo especial.

Algo que atrae visualmente, para quienes son espectadores de dos combatientes, para quien practica este arte marcial el bienestar va más allá de lo meramente físico, el Kung fu lleva a la persona a tener una estabilidad mental muy particular y nada fácil de conseguir.

Es que no solo se trata de lanzar golpes sin ton ni son, los orígenes del Kung Fu tienen estrecha relación con la famosa doctrina del Ying y el Yang, con aspectos filosóficos.

Además de fomentar valores ya que el fin máximo del Kung Fu no es reducir al rival, por supuesto esto es importante.

Sin embargo, resulta muy interesante saber que lo que busca realmente este milenario arte marcial es encontrar un equilibrio entre las diferentes técnicas de combate y preservar la moral propia.

El Kung Fu tiene influencias budistas, con eso podemos tener una idea más clara de lo que representa este arte marcial, deporte marcial de origen chino y que sin desviarnos del punto, tiene grandes beneficios para la salud.

No solo a nivel físico que por supuesto hay considerables beneficios, pero también a nivel emocional, mental e incluso espiritual.

Beneficios del Kung Fu a nivel emocional

Todo deporte ayuda a liberar estrés y proporciona un bienestar emocional que es digno de resaltar, el Kung Fu no podía ser la excepción y podemos comentar brevemente estos beneficios:

  • Alivia el estrés, esto está científicamente comprobado, además hace tolerante a la frustración a la persona, no la vuelve mediocre o conformista.

Por el contrario, con esto tratamos de decir que impulsa al artista marcial a perseverar, a tener disciplina, a levantarse si se cae.

Cosas que no solo lo ayudarán en un torneo o en un escenario de lucha real por una cuestión de resguardo de la propia integridad física.

Lo ayudarán a alcanzar grandes objetivos en la vida.

  • Mejora la autoestima, esto es especialmente importante en la niñez, todo niño que practique Kung Fu aprenderá a tener una autoestima sana.

Un concepto propio muy positivo sin llegar a la soberbia, aprende de sí mismo, sus capacidades, limitaciones y sabrá aprender a gestionarlos.

  • Valores, al contrario de lo que podría pensarse, la persona que practica Kung Fu no se vuelve agresiva, no es una persona peligrosa.

De hecho, se busca evitar la confrontación física dejando el contacto físico como último recurso, esto es gracia a los valores como la calma, la serenidad, el respeto, la lealtad, la compasión, son algunos de los valores que se cultivan en el Kung Fu.

Beneficios del Kung Fu a nivel físico

Mejora la flexibilidad

Las personas que practican Kung Fu logran desarrollar una flexibilidad que supera la de cualquier persona, esto es mejor si se practica desde la infancia, solo hace falta ver los «split» que logran hacer estos artistas marciales quienes con ello logran lanzar patadas en ángulos impresionantes.

Con respecto a lo anterior, esa misma flexibilidad permite un fortalecimiento mayor de los huesos, músculos, articulaciones y tendones.

Aunque suene irónico, los artistas marciales consiguen tener microfacturas que les permite tener esa flexibilidad siendo más resistentes a golpes y diferentes tipos de lesiones.

El Kung Fu es considerado como un deporte de alto impacto

Al principio cuesta, pero ahí entra en juego la disciplina, progresivamente tu cuerpo consigue tener mayor energía, mayor resistencia, esto influye en actividades cotidianas de todo tipo.

Te cansas menos, eres capaz de hacer más cosas sin cansarte tan fácilmente.

Mantienes un peso ideal

En todo caso si al empezar a practicar Kung Fu estás con algunos kilos de más los perderás y con una práctica constante lograrás mantener no solo un peso ideal, tu masa muscular es óptima, el nivel de grasa en tu cuerpo es bajo, en cada sesión de entrenamiento puedes perder incluso 500 calorías.

Mejoras a nivel cardiovascular, en este aspecto el Kung Fu no solo es un deporte de contacto que te ayuda a mejorar la resistencia de tu corazón y pulmones.

También hace que trabajes todos tus grupos musculares, es una actividad física muy completa, mejora el equilibrio y el tono muscular.

Los reflejos mejoran notablemente

Algo fundamental en el Kung Fu es anticiparse a los movimientos del oponente, esto con el tiempo te da una capacidad de reacción muy alta.

Existen artistas marciales especialistas en Kung Fu que han dado muestras claras de lo que puede lograr una persona que se dedica de lleno a este deporte marcial, no solo es Bruce Lee.

Aunque no cabe duda que es uno de los mejores exponentes del Kung Fu y con solo ver sus movimientos, postura, determinación, está claro que este arte marcial marcó a Bruce para bien, al margen de ciertos detalles polémicos de su vida.

El Kung Fu para tratamiento de trastornos emocionales

Existen beneficios del Kung Fu para complementar ciertos trastornos emocionales, debemos aclarar que no sustituye en absoluto un tratamiento médico.

Pero es cierto que hacer deporte ayuda mucho a aliviar los síntomas de ciertos trastornos como es la depresión, el estrés, la ansiedad.

La sensación de estar siempre irritable o tenso debido al estrés o incluso el padecer de trastornos del sueño como el insomnio.

Se puede mejorar mucho con el deporte y uno de los que ha resultado más efectivo es por supuesto el Kung Fu.

No es coincidencia que muchas personas adultas de mediana y avanzada edad practiquen con frecuencia el Tai Chi que tiene cierta relación con el Kung Fu.

El Kung Fu ayuda mucho a mejorar el estado de salud a nivel cerebral ya que estimula la circulación, aprendes a respirar correctamente y esto ayuda en el flujo de sangre al cerebro.

Si se practica con constancia y se adopta como estilo de vida, puede mejorar en el retraso del envejecimiento, no modifica nuestro reloj biológico, eso es imposible.

Pero en cuanto al aspecto, lo externo y lo interno, el cuerpo se llega a conservar muy bien con el paso de los años.

Además, mejora la expectativa de vida, al margen de estadísticas y calidad de vida del país o región.

Mayor capacidad de reacción a los estímulos

Esto ya lo mencionamos antes, pero volvemos a hacer énfasis en ello ya que hace varios años se realizó estudios en practicantes de artes marciales, especialmente Kung Fu.

La mayoría mostraron una capacidad bastante mayor a la detección de estímulos visuales.

En otras palabras, pueden detectar movimientos, objetos y cualquier tipo de estímulo dentro del campo visual a una velocidad mucho mayor del promedio.

El estudio se realizó en 16 practicantes de Kung Fu, las mismas pruebas se hicieron en 14 personas de la misma edad.

En dicho estudio realizado en la Universidad de Jaume y la Universidad de Educación a distancia, ambas españolas, dejaron abierta la posibilidad de que esta velocidad tenga un factor genético.

Please follow and like us:

Deja un comentario