Factores para identificar un trastorno de conducta alimentaria

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario con origen psicológico, se caracteriza por la disminución del consumo de alimentos por una alteración distorsionada de la imagen o del peso corporal que provoca una falta de deseo o rechazo a comer.

Este afecta principalmente a mujeres, 9 de cada 10 casos son mujeres de entre los 12 y 20 años de edad.

¿Qué tipos de anorexia hay?

Existen dos tipos de anorexia nerviosa, la restrictiva y la purgativa. Algunas enfermas disminuyen de forma drástica su alimentación y realizan largos ayunos mientras otras muestran una actitud más compulsiva y pueden llegar a provocarse el vómito o a purgarse con laxantes y diuréticos.

  • Anorexia restrictiva: quien padece anorexia restrictiva reduce la ingesta de alimentos con dietas varias además de realizar una gran cantidad de ejercicio y actividades con el fin de bajar su peso.
  • Anorexia purgativa: quien padece este tipo de anorexia en ocasiones manifiesta episodios de grandes atracones alternados con purgas con laxantes diuréticos o vómitos. El objetivo es el mismo, bajar de peso, pero con una bipolaridad que puede llevar a confundirse con la bulimia por a las múltiples similitudes.

¿Cuales son los síntomas de alarma?

Existen múltiples síntomas de anorexia que pueden confundirse con otros trastornos, más o menos preocupantes, sobre todo en sus estadios iniciales. Si la persona que nos preocupa muestra alguno o varios de los siguientes síntomas seguramente sea recomendable consultar a un experto:

  1. Obsesión con el peso y miedo desproporcionado a nocumplir con los cánones y tener sobrepeso. Si se manifiesta  a pesar de estar por debajo del peso recomendado es un síntoma preocupante de vulnerabilidad al trastorno alimentario.
  2. Percepción de la propia imagen alejada de la realidad pese a la posible extrema delgadez.
  3. Pérdida de la grasa corporal, atrofia de los músculos y pérdida de masa ósea.
  4. Evitación de las comidas con gente e ingesta sin ganas, lenta y desganada.
  5. Amenorrea: Suspensión de la menstruación por más de tres ciclos.
  6. Piel amarillenta o manchada.
  7. Aumento de la irritabilidad, ánimo decaído y pérdida de sociabilidad. Algo que puede pasar desapercibido en la adolescencia o confundirse con consumo de estupefacientes y similares.

La anorexia nerviosa es un desorden de difícil diagnóstico por que el paciente esconde y niega
su condición de enfermo. El individuo anoréxico no suele buscar ayuda ya que la pérdida de peso no es vista como un problema pese a la apariencia extrema que pueden presentar en los casos más graves.

Tratamiento

La anorexia nerviosa requiere de tratamiento psicológico y, según su grado, de cuidado médico y alimentación asistida. Con un tratamiento adecuado la mayoría de las personas llegan a liberarse de el trastorno y terminar su desarrollo con normalidad. A grandes rasgos el tratamiento incluirá:

  • Cuidado médico para paliar los efectos de la desnutrición.
  • Planificación de un estilo de vida saludable junto a un nutricionista.
  • Eliminación del ciclo de atracones y purgas
  • Terapia dirigida a reforzar la autoestima, reeducar y resolver problemas acompañado por especialistas, familiares y amistades.

De todas maneras, consulta a un especialista si sospechas de alguien cercano para que te asesore y te permita acercarte con más posibilidades de éxito. El diagnóstico precoz, así como el apoyo y la cooperación familiar son muy importantes para asegurar el éxito del tratamiento.

Fuente: Salud-10

Please follow and like us:

Deja un comentario