Enfermedades que provoca el alcoholismo

El alcoholismo es una adicción altamente destructiva, no solo para la persona que la padece sino para todos los que lo rodean, eso lo tenemos claro, es un tema delicado, eso también debemos tener en cuenta.

Sin embargo, la salud siempre debe ir por delante y tener conocimiento sobre lo que puede pasar con una persona que padece de alcoholismo es importante.

No solo para saber qué cosas podemos hacer, sino prepararnos ante esas consecuencias que supone una adicción de este tipo.

De por sí el alcoholismo como adicción trae muchos problemas, a nivel físico, de salud, salud mental, la vida de la persona se deteriora en muchos aspectos.

Viendo las cosas a futuro, lo que se avizora no es nada bueno, ahí radica la importancia de intervenir y tratar la adicción a tiempo.

Pero no queremos desviarnos del punto, así que vamos a ponernos en los casos más graves, asumiendo que no podemos hacer nada, lo cual es muy común.

Hay enfermedades que especialmente el consumo de alcohol provoca.

Enfermedades que provoca el alcoholismo

Tampoco es bueno irnos a los extremos, recordemos que no es lo mismo beber con moderación en ocasiones especiales, que hacerlo cada fin de semana o peor aún, todos los días lo cual ya es un claro cuadro grave de adicción.

Más allá de eso, el consumo excesivo y constante de bebidas alcohólicas puede provocar las siguientes enfermedades:

Gastritis

La gastritis tiene también otras causas, pero sin duda el alcoholismo también es una de ellas, el alcohol puede dañar e inflamar las paredes del estómago provocando inapetencia, náuseas, vómitos y dolor muy agudo.

Anemia

Es definitivamente algo inminente si el alcoholismo no es tratado, ni siquiera es necesario llegar a un cuadro avanzado de la adicción.

Lo que hace el alcohol es bajar el nivel de glóbulos rojos en la sangre.

Si esto pasa el cuerpo en general, tejidos, órganos y cada célula del cuerpo no recibe el oxígeno ni los nutrientes en niveles sanos.

Por ende, aparece la anemia provocando un cansancio extremo, fatiga, piel pálida o amarilla entre otros síntomas.

Esto a su vez puede traer más enfermedades ya que el sistema inmunológico se debilita.

Cirrosis

Es probablemente una de las enfermedades más peligrosas, cuando el hígado se ve dañado a causa de la cirrosis los daños no pueden revertirse.

En pocas palabras lo que hace el alcohol en exceso es debilitar e inhabilitar al hígado, este órgano al no poder realizar sus funciones normalmente puede en poco tiempo causa muchas complicaciones a nivel general en todo el organismo.

Cáncer

El alcoholismo incrementa el riesgo de desarrollar cáncer, especialmente cáncer de laringe, faringe, hígado, boca y esófago.

Es común que las personas que padecen alcoholismo también fumen, este hábito aumenta el riesgo de padecer de algún tipo de cáncer.

Infertilidad e impotencia sexual

Esto no es propiamente dicho una enfermedad, pero es necesario mencionar este problema, el alcohol en grandes cantidades y en un tiempo prolongado daña los nervios en la zona genital, especialmente del hombre.

En el caso de las mujeres, lo que puede pasar es la alteración del ciclo menstrual, al igual que en el hombre esto con el pasar del tiempo puede conducir a la infertilidad.

Males cardíacos

Son varios los males al corazón que el alcoholismo puede causar.

Sin embargo, hay un riesgo mucho más alto de infartos y trombosis, se debe a que el nivel de triglicéridos y colesterol se eleva.

Esto provoca que la circulación sanguínea se vea afectada.

Problemas de memoria

La pérdida de memoria a corto y mediano plazo es otro riesgo de toda persona que padece de alcoholismo.

El consumo de alcohol en exceso provoca también daños a nivel cognitivo, la persona comienza a tener olvidos con una frecuencia que va a la par que la adicción.

Otro gran riesgo es el padecer de demencia, ya que a nivel general las células cerebrales se ven dañadas, puede también haber cuadros de demencia.

¿Qué otros problemas puede traer esta adicción?

Está claro que para la salud de cualquiera, el exceso de alcohol es algo irrefutable, por otro lado, no solo provoca enfermedades y trastornos como los que acabamos de citar.

Que dicho sea de paso, no son los únicos, hay otros trastornos que puede provocar el alcoholismo, pero hemos tratado de mencionar los más comunes y peligrosos.

Pero también hay otros aspectos en los que el alcoholismo es sumamente dañino para la salud de cualquiera.

Problemas que conlleva el consumo de alcohol en exceso

  • Las personas con problemas de depresión y ansiedad pueden ver bruscamente agravados estos trastornos mentales.

No hablamos de locura, no hay que confundir los conceptos, el problema por ejemplo con la depresión es que puede avanzar al punto que la persona puede llegar al suicidio.

  • Trastornos del sueño: el alcoholismo sin duda puede provocar insomnio o por el contrario, hacer que la persona duerma más horas de lo normal afectando sus actividades diarias.
  • Violencia familiar: una persona que sufre de alcoholismo se vuelve agresiva y no es ningún secreto que quienes viven con ella son los más afectados.

Hay numerosos casos de violencia física y verbal, sin mencionar que el exponer a menores de edad a conductas autodestructivas como el consumo de alcohol afecta severamente su estabilidad emocional y su desarrollo.

  • Aislamiento, ruptura con la pareja o problemas conyugales.

Aquí queremos hacer un punto aparte para mencionar otros peligros del alcoholismo, aunque no necesariamente se debe llegar a ese punto para exponer la vida propia y de los demás:

  • Accidentes de tránsito, si es a causa del alcohol muy probablemente tengan un desenlace fatal.
  • Prácticas peligrosas al exponerse a enfermedades de transmisión sexual ya que el alcoholismo propicia conductas de riesgo y eso implica el tener intimidad con personas que se conoce muy poco.
  • Ahogamiento, desvanecimiento, ambas cosas van de la mano ya que una persona que entra a la piscina o al mar bajo los efectos del alcohol puede fácilmente perder la consciencia y ahogarse.

¿Cuándo el consumo de alcohol se puede considerar alcoholismo?

Beber una copa de vino o de ron una vez o dos veces al mes no nos hace alcohólicos.

Pero siempre está esa duda de ¿Cuándo estamos ya hablando de alcoholismo?

Primero que nada, hay que saber controlarse, de no haber un autocontrol, es fácil caer en el hábito y luego en la adicción, pero es algo más profundo que podemos tratar en otro momento.

Para decirlo de forma clara y sin rodeos, cuando una persona bebe varios días en una semana, estamos ante una posible adicción al alcohol.

Dentro de esos momentos de bebida, se considera que es excesivo cuando se bebe más de 4 tragos diarios, cuando hablamos de tragos no hablamos de cerveza sino de alcohol como ron, whisky, tequila, entre otros.

Una persona puede ya tener alcoholismo no necesariamente si bebe a diario.

Puede beber una vez al mes y existe la posibilidad de que ya tenga la adicción, si no se controla y bebe más de la cuenta, más de 5 tragos en una sola ocasión, ya estamos ante un problema.

Si esa persona se rehúsa a la idea de padecer de alcoholismo, también hay más razones para pensar que ya cayó en esta dependencia.

Es necesario en estos casos buscar ayuda profesional.

Please follow and like us:

Deja un comentario