Cómo y cuándo empezar la higiene dental en los niños

Generalmente los padres tienen dudas de cómo y cuándo empezar la higiene dental en los niños. Es fundamental que, desde el nacimiento, se mantenga una correcta higiene de la boca y los dientes del niño. De tal modo de conseguir una buena salud bucal en su infancia, que ayudará a prevenir la aparición de caries, muy frecuente en esta etapa.

¿Por qué son importantes los dientes temporales o de leche?

Es importante que los padres sepan que los dientes de leche, aunque sean reemplazados, son tan importantes como los permanentes. Además, deben saber que a los 6 años se inicia la erupción de la primera muela permanente, la cual no reemplaza ningún diente de leche. De tal modo que, en muchos casos los padres piensan que esta muela es de leche y no le prestan el cuidado y atención necesaria.

Los dientes temporales son muy importantes, ya que ellos participan en las siguientes funciones:

  • La masticación
  • La Respiración 
  • El habla 
  • La estética 
  • Debido a que son la guía para la correcta erupción de dientes permanentes que empiezan a salir en la boca, su pérdida prematura afectará la salida de estos nuevos dientes.

Te interesará leer: “Trucos para tener tus dientes más sanos: limpieza bucal”

Los niños, al igual que los adultos, producen en la boca la llamada placa bacteriana o biofilm dental. Esta placa o biofilm, induce la formación de caries o enfermedad de las encías, llamada gingivitis. 

Además, se ha observado que, en los niños, la pérdida de los dientes es producida mayormente por la caries. Esto se debe a que, al no hacer una adecuada higiene bucal, las bacterias producen ácidos sobre la superficie del diente y metabolizan los carbohidratos de la dieta del niño.  Asimismo, estos ácidos producen destrucción del esmalte, dentina y pueden llegar a afectar la pulpa dental. 

La prevalencia de caries de los niños de 6 años en España es del 33,9% aproximadamente, la cual aumenta hasta casi el 100% en los adultos. 

Por otra parte, es importante realizar la higiene bucal en los niños, ya que la caries en los dientes de leche tiene rápido progreso. Esto se debe a que el esmalte es más delgado en estos dientes, que en los dientes permanentes.

higiene dental en los niños

La tendencia en los niños que presentan caries en sus dientes temporales se relaciona con un riesgo mayor de caries en sus dientes permanentes. 

¿Cómo disminuir los riesgos de caries en niños?

Para reducir el riesgo de caries de nuestros hijos, hay que poner especial importancia en el cómo y cuándo empezar la higiene dental en los niños. Para eliminar o disminuir los factores de riesgo. Estos factores de riesgo a eliminar son: 

  • Las bacterias, las cuales se pueden transmitir de padres a hijos en acciones como soplar la comida para enfriarla, o probar su comida con el cubierto del niño. 
  • Deficiente higiene de la boca y de los dientes. 
  • Eliminar o reducir el consumo de carbohidratos y azúcares, ya que son un factor altamente cardiogénico. Por tanto, mientras más se consume azúcar o carbohidratos mayor riesgo de lesión de caries tendrá el niño. 

La mala higiene bucal en niños puede llegar a producir gingivitis, que es una inflamación e infección de la encía. Para prevenir la gingivitis es imprescindible mantener una excelente higiene bucal para evitar la acumulación de biofilm dental o de placa bacteriana.

Precauciones para mantener la higiene bucal en niños

  • No dejar al bebé durmiendo o acostado con el biberón con líquidos, que no sean agua, en la boca. Esto se debe a que el acumulo de azúcar por largo tiempo favorece la aparición de caries, y son llamadas caries de biberón, 
  • Evitar mojar el chupete con bebidas azucaradas. 
  • Evitar transmitir al niño las bacterias cariogénicas desde nuestra boca. Se debe evitar limpiar el chupete con nuestra boca, o soplar sobre su comida para enfriarla. De esta manera evitamos transmitir nuestras bacterias al bebé. las cuales pueden ayudar a producir caries.

Cómo y cuándo empezar la higiene dental en los niños

La higiene bucal en los niños será diferente según su etapa de vida, pero en todas ellas, lo común es eliminar la placa bacteriana o biofilm dental. Además, desde el primer año de vida, se debe llevar al niño al odontopediatra, para que evalúe su salud bucal.

La boca se ve expuesta a cambios desde el nacimiento y hasta la vejez. A los 6 meses de vida del bebé se inicia la erupción de los dientes temporales o de leche.

Y a partir de los 6 años empiezan a cambiar por los dientes permanentes, y es cuando el niño tiene la llamada dentición mixta en la boca. A continuación, cómo hacer la higiene dental según la etapa:

Etapa de 0 a 2 años 

A partir de los 6 meses de vida del bebé, comienzan a erupcionar los dientes temporales y el proceso termina a los 2 años. Por tanto, a los 2 años, el niño tendrá una dentición de 20 dientes.

La higiene bucal en los niños se debe empezar antes de que empiecen a aparecer los primeros dientes. 

Cómo realizar la higiene antes de que hagan erupción los dientes

Aun cuando el niño no tenga dientes es recomendable limpiar las encías con una gasa húmeda o como un dedal de silicona después de cada toma del biberón. 

Cómo realizar la higiene bucal cuando inicia el proceso de erupción

Al erupcionar el primer diente es recomendable iniciar el cepillado para evitar la acumulación de bacterias. El cepillado, deben realizarlo los padres o el adulto que cuide del bebé. 

Cuando empiezan a erupcionar los dientes se pueden producir molestias y el bebé se puede observar inquieto, irritable y con dificultad para dormir. Por tanto, en el mercado existen geles bálsamos, formulados para proteger y aliviar esas molestias de la erupción dental. Este gel se puede aplicar sobre el dedal de silicona o sobre una gasa para realizar un masaje muy suave sobre la encía enrojecida.

Estas molestias incluyen aumento de la salivación, molestias leves y además sus encías se ven enrojecidas e irritadas. 

higiene dental en los niños

Qué utilizar para la higiene dental

Se utiliza un cepillo infantil que se adapte a la mano del adulto y a la boca del bebé.

Las cerdas del cepillo deben ser ultra suaves, que logren una correcta higiene sin producir daños en la encía y en los dientes. 

Etapa de 2 a 6 años. 

En esta etapa ya los niños tienen en su boca la totalidad de sus dientes de leche. Por lo que, en este momento se debe transmitir al niño la necesidad de crear el hábito de higiene de su boca. 

Cómo realizar la higiene dental en esta etapa

Se recomienda que el niño comience a cepillarse solo por lo menos 2 veces al día, y que los padres cepillen sus dientes con el niño. Además, se puede motivar al niño, poniendo canciones o aplicaciones, para ayudarlo a crear su hábito. Es importante que los padres controlen que el niño una vez que termine el cepillado, no trague la crema dental.

Características del cepillo dental

El cepillo de dientes debe estar adaptado a la mano del niño y a su boca con un cabezal pequeño para que llegue a todas las zonas de la boca. Las cerdas deben ser suaves y que eviten lesionar las encías y dientes.  

Asimismo, debe ser manejable para los padres, ya que estos ayudan al niño en caso de que así lo requiera, y, además, podrán repasar el cepillado de sus hijos. 

El cepillo se usará con una crema dental, que tenga una concentración de flúor de 1000 ppm y de acuerdo a la edad del niño.

El chupete

El uso de chupete está comprobado que alivia las molestias cuando los dientes están en erupción. Además, disminuye el riesgo de muerte súbita en el lactante, pero su uso no debe ser más allá de los 3 años para evitar consecuencias en la mordida. 

higiene dental en los niños

Etapa de los 6 a 12 años

En esta etapa se inicia la erupción de los dientes permanentes, tendrán dentición mixta, y este proceso terminará alrededor de 12 años. A estas edades, el riesgo de caries, sigue siendo alto. 

Puedes leer: “Dentición: que hacer para evitar que tu bebé sufra”

Cómo cepillarse y características del cepillo

Se debe utilizar un cepillo que se adapte al niño, con cabezal pequeño para que pueda cepillar todos sus dientes. Del mismo modo, debe tener cerdas suaves y un cuello estrecho para que llegue a todas las zonas de la boca. Asimismo, en esta edad se puede aumentar la concentración a 1450 ppm de Ion flúor.

Los padres deben continuar supervisando el cepillado de su niño y revisarlo en el caso de ser necesario, lo cual se debe mantener hasta los 8 o 9 años. 

Debido a que a partir de los 6 años el niño ya puede controlar su reflejo de tragar y de escupir, se pueden introducir los enjuagues bucales. Estos enjuagues darán protección al diente y buen sabor en la boca. 

En esta etapa es importante introducir la seda dental. Además, se recomienda que los padres vigilen que el niño lo haga con cuidado y aplique una técnica correcta.

En esta etapa se puede iniciar la adolescencia, la cual produce cambios hormonales y cambios en la actitud del niño. Estos cambios inciden en el aumento de la placa bacteriana lo que puede ocasionar la gingivitis o inflamación de las encías. 

Los padres deben crear en el niño el hábito de higiene, lo que ayudará a conservar sus dientes para toda la vida. 

Please follow and like us:

Deja un comentario