¿Cómo se contagia las paperas en niños?

Una de las enfermedades infantiles más delicadas sin duda son las paperas, además de ser una de las más frecuentes, una de las cosas que llama a la alerta y el cuidado a las paperas en niños es la complicación que puede traer en el futuro, en la vida adulta.

Especialmente aquellas complicaciones que tienen que ver con la fertilidad, las paperas en niños son comunes, aunque no hay que dejar de mencionar que también puede aparecer en adultos.

El nombre científico de las paperas en niños es «Parotiditis» y lo que pasa con esta enfermedad es que provoca una inflamación en las glándulas parótidas, de ahí su nombre.

Dichas glándulas son salivales y son las más grandes ubicadas en los lados del rostro.

Las paperas en niños es causada por un virus, aunque también puede ser causada por bacterias denominadas «paramyxovirus«, también debemos saber que puede afectar otros órganos, no solo las glándulas parótidas.

Vías de contagio de las paperas en niños

Dado que el virus y bacterias que causan las paperas se encuentran en la saliva, las vías de contagio son a través del aire, contacto directo con saliva de portadores del virus.

Cualquier forma en la que gotas pequeñas de saliva ingresen al organismo pueden provocar un contagio.

Cuando un niño con paperas tose o estornuda en superficies o directamente al aire, esto puede hacer que otras personas a su alrededor estén expuestas al virus.

Si un niño llega a respirar una sola pequeña gota de saliva o si ingresa por su boca puede llevar al virus o las bacterias a la sangre en cuestión de segundos, esto provoca el contagio de paperas en niños.

Se puede contagiar también por estar en contacto con la orina.

Un ejemplo muy práctico sobre el contagio de paperas en niños a través del contacto directo es cuando se toca una superficie con estas secreciones o desechos y posteriormente si no hay buena higiene el niño se toca la boca o el rostro, el riesgo de contagio es muy alto.

Generalmente el contagio se da entre los 5 y 14 años de edad, sin embargo se ha reportado un incremento de contagio en personas adultas en los últimos años.

La inflamación de las glándulas parótidas normalmente empiezan a inflamarse dentro de la primera semana de haberse contagiado.

¿Qué síntomas produce las paperas en niños?

Los síntomas de paperas en niños se pueden reconocer con relativa facilidad.

El síntoma más evidente es sin duda la inflamación de las glándulas parótidas y que pueden llegar a ser considerablemente grandes, pero también se presentan otros síntomas que provocan un dolor muy fuerte:

  • Las glándulas parótidas una vez inflamadas se endurecen, esto contribuye al dolor y como dijimos, la inflamación se hace muy evidente.
  • Hay fiebre, no siempre llega a los 40º, pero es otro síntoma de cuidado.
  • El paciente presenta un cansancio muy intenso y sumado a eso el malestar es general, todo el cuerpo se siente adolorido.
  • Dolor de cabeza.
  • Otro síntoma muy evidente es la pérdida del apetito.
  • El niño con paperas siente dolor al masticar los alimentos.
  • En el lado donde hay inflamación, también es probable que se presente un fuerte dolor de oído.
  • En muchos casos también hay dolor en la zona del abdomen.

Paperas en niños ¿Qué hacer?

Ahora que tenemos más claro qué causa las paperas en niños y los síntomas más comunes, es necesario saber qué medidas podemos tomar, evidentemente de forma simultánea con la visita al médico pediatra en este caso.

Primero que nada es bueno saber que en muchos casos las paperas suelen desaparecer pasados unos días, lo que hay que hacer es básicamente atacar los síntomas buscando un alivio de los mismos.

Esto implica el uso de medicamentos como antiinflamatorios, si hay fiebre y dolor es importante usar estos fármacos y otros conocido como antitérmicos.

Es mucho más efectivo si se hace bajo el seguimiento de un médico, no es buena la automedicación y menos si el paciente es un niño.

El reposo es otro aspecto importante ya que el paciente siente cansancio y el dolor lo incapacita de hacer muchas actividades, lo mejor en estos casos es buscar que descanse.

Hay que cuidar la alimentación del niño, pues como vimos puede perder el apetito, no hay que forzarlo a comer.

Pero tampoco descuidar su alimentación, lo recomendable sería reducir el tamaño de las porciones en las comidas.

Las paperas es una enfermedad muy contagiosa, en ese sentido es recomendable el aislamiento ya que personas de su entorno tanto niños como adultos pueden contagiarse.

Finalmente, a estas alturas todos debemos saber que las paperas en niños es una enfermedad que se puede prevenir ya que hay una vacuna.

Durante su infancia, dentro de los controles de vacunas que siguen todos los niños se debe contemplar la vacuna contra las paperas, no hay que pasarla por alto.

Generalmente se aplica en principio dentro de los 15 meses de haber nacido, esa es una primera dosis y luego hay una vacuna de refuerzo que es por lo general a los 6 años de edad.

Posibles complicaciones

  • Una de las complicaciones más comunes de las paperas en niños es como dijimos antes el problema de infertilidad en su vida adulta.

Para ser más precisos respecto a esto, el riesgo ocurre cuando hay una inflamación en los testículos que normalmente se llama «orquitis«, recordemos que otros órganos se pueden ver afectados no solo las glándulas parótidas.

Si esto pasa, habrá un fuerte dolor, no siempre provoca infertilidad, sin embargo existe un riesgo.

  • Encefalitis: es la inflamación del cerebro y es una complicación de paperas en niños provocada justamente por el virus, muchas infecciones virales provocan esta inflamación.

El riesgo de este mal es que tratándose de una inflamación cerebral existe un riesgo alto de daños a nivel neurológico y que en casos severos puede derivar en la muerte.

  • Problemas pancreáticos: las paperas pueden provocar enfermedades y trastornos en otros órganos como acabamos de ver, otro afectado sería el páncreas.

Para ser más exactos la enfermedad derivada de las paperas en niños es la pancreatitis.

  • Pérdida de la audición: no es una complicación frecuente, pero es un riesgo de todo paciente con paperas.

La pérdida de la audición puede ser parcial o total, en uno o ambos oídos, puede ser algo temporal aunque hay casos en los que el daño es permanente.

  • Una complicación que no podemos pasar por alto es el que se da en mujeres embarazadas, si la mujer llega a contagiarse de paperas durante el primer trimestre, existe un alto riesgo de aborto espontáneo.
  • Complicaciones cardíacas: también es una complicación poco frecuente, pero que se da de cualquier forma, el problema específico es que hay una alteración en el ritmo cardíaco.

Así mismo, el daño puede implicar diversas enfermedades al corazón.

Prevención

Para ir directo al punto, la mejor manera de prevenir es la vacunación, si se cumple con todo el plan de vacunación el riesgo de contagio es muy bajo por no decir nulo ya que la inmunidad es muy alta.

En caso de realizar viajes a ciertos países donde hay brotes de paperas en niños, es recomendable aplicarse una vacuna contra las paperas, generalmente son dos dosis de vacuna triple viral.

Otra medida de prevención es que por precaución no mandar a los hijos al colegio si se han reportado casos de paperas en niños en el centro educativo, lo mismo si el propio hijo presenta síntomas ya que podría contagiar a sus compañeros.

Al llegar a casa o incluso en la escuela el niño debe aprender a mantener una higiene constante, lavado de manos con agua y jabón, así como evitar tocar superficies que se ven sucias o muy manoseadas por otros niños.

Igualmente, mantener una correcta limpieza e higiene en casa y en la escuela, esto debe ser en coordinación con autoridades del colegio y profesores.

Please follow and like us:

Deja un comentario