Bruxismo y disfunción ATM: soluciones efectivas para unos problemas orales comunes

El bruxismo y la disfunción de la articulación temporomandibular (ATM) son trastornos orales que pueden causar bastantes molestias y problemas de salud a largo plazo. Aunque estos trastornos tienen características distintas, a menudo están relacionados y pueden afectar a las personas de diversas maneras. En este artículo, vamos a tratar ambos trastornos, sus causas, sus síntomas, sus efectos en la salud y las formas más efectivas para su tratamiento.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es el acto de apretar y rechinar los dientes, que puede ocurrir durante el día, bruxismo diurno, como durante la noche o bruxismo nocturno. A menudo, este hábito ocurre de manera inconsciente y puede estar relacionado con el estrés, la ansiedad, o incluso una mala alineación de los dientes.

Los síntomas son más que evidentes, y causan unas molestias muy altas a quienes lo padecen. No es conveniente ignorarlos, porque pueden derivar en problemas m

ás graves. Entre ellos encontramos estos:

  • Dolor de mandíbula y de los músculos del rostro.
  • Desgaste del esmalte dental, aumentando el problema de sensibilidad o de caries.
  • Dolores de cabeza y migrañas tras despertar en el caso del bruxismo nocturno.
  • Ruido de rechinar los dientes, que genera incomodidad si se está con otras personas.
  • Chasquidos de la articulación al abrir y cerrar la boca o al bostezar.
  • Bloqueos de la articulación. Dificultades para abrir la boca.

¿Qué es la disfunción ATM?

La articulación temporomandibular o ATM es la que conecta la mandíbula con el cráneo, permitiendo el movimiento necesario para hablar, masticar o bostezar. La disfunción ATM se refiere a una serie de problemas que afectan a esta articulación y los músculos que intervienen.

Las causas de la disfunción de la ATM pueden ser las siguientes:

  • El propio bruxismo y otros hábitos tales como morderse las uñas omasticar chicle continuamente.
  • Traumatismos en la mandíbula o la articulación.
  • Estrés y tensión muscular
  • Artritis o Artrosis
  • Problemas de mordida.

Por supuesto, el bruxismo o la disfuncion de ATM siempre debe ser tratado, ya que va a derivar en problemas dentales graves y tiene como consecuencia dolor de cabeza, dificultades a la hora de masticar, sensibilidad y desgastes de dientes. Un Especialista en Disfuncion de ATM es el profesional indicado para conocer el origen y prescribir el tratamiento más adecuando tanto de los pacientes que aprietan los dientes como de los que desgastan los mismos.

La Clínica dental Redondo y Cardoso cuenta con la experiencia y las técnicas adecuadas para tratar tanto el bruxismo como la disfunción ATM. Nunca es conveniente esperar y dejar que el tiempo puede reparar algo; la intervención profesional es la única forma de prevenir y corregir el problema. Si no se trata, esta enfermedad con el tiempo puede llevar a problemas dentales graves, como la fractura de piezas dentales o dolores de gran intensidad en toda la zona de la cabeza.

Tratamiento del bruxismo y la disfunción ATM

El tratamiento para el bruxismo depende de la gravedad y las causas que lo estén originando, pero bien aplicados suelen dar un buen resultado. Entre ellos encontramos los siguientes:

  • Uso de férulas dentales: tienen como misión proteger la dentadura durante la noche, evitando el desgaste excesivo de las piezas.
  • Control del estrés: en muchas ocasiones, el bruxismo está relacionado con el estrés y la ansiedad. Por tanto, aprender técnicas de relajación y de control del estrés suelen tener un buen resultado. El propio paciente, junto con el equipo profesional, es el que va aprendiendo a controlar esos picos de tensión o estrés que tanto daño causan.
  • Fisioterapia: El tratamiento con un fisioterapeuta tienen como misión aliviar la tensión de la musculatura, y, por tanto, evitar los daños asociados.
  • Medicamentos: los analgésicos y antiinflamatorios ayudan a aliviar el dolor y la inflamación.
  • Realizar cambios de dieta: va destinada a evitar aquellos alimentos duros o difíciles de masticar. Con ello se produce un alivio de la tensión en la articulación.
  • Tratamiento dental: en aquellos casos en los que la dentadura no esté bien alineada, será preciso abordar un proceso de ortodoncia destinado a ayudar a la zona. Una mala dentadura nunca es una buena ayuda para la disfunción ATM.
  • Prevención: Pacientes que tienen una fase temprana de esta enfermedad podemos tratarlos y prevenir problemas futuros de mayor envergadura.

Además, los propios pacientes pueden conseguir una buena mejora si incorporan algunos hábitos como los comentados anteriormente en su día a día. Ya se sabe, eliminar los alimentos que suponen una tortura a la hora de ser masticados y aplicar técnicas destinadas a saber manejar bien el estrés y la tensión. En todo caso, la visita a profesionales como los de la clínica dental Redondo y Cardoso es el primer paso para conocer las causas específicas y escoger el tratamiento más adecuado. Tanto el bruxismo como la disfunción ATM son un problema de salud que puede abordarse y tratarse para mejorar nuestra calidad de vida.

Deja un comentario